Novedades

Las bodegas en el mundo del vino

Las bodegas en el mundo del vino

Una bodega se puede definir como el lugar donde se reciben una serie de materias primas y se elaboran y almacenan productos elaborados o semi-elaborados, generalmente hasta su consumo final por el consumidor. Por lo que en el mundo vitivinícola una bodega es un edificio cuyo objetivo es la producción y almacenamiento del vino. Generalmente en estos lugares se realizan todos los procesos de elaboración del vino, desde la recogida de la uva hasta su embotellado y almacenamiento.

Hoy desde En Copa De Balón os contamos qué son las bodegas, cómo se dividen los diferentes procesos de producción del vino en los diferentes lugares de la bodega y algunas de las más relevantes de España.

En el mundo vinícola la bodega es el alma de toda la producción de los vinos, en ella se realizan una serie de procesos de elaboración que deben estar perfectamente controlados e interconectados para que el producto final, en este caso el vino, consiga un resultado óptimo.

Podemos diferenciar dos tipos de bodegas en cuanto a la ocupación del viñedo. Las bodegas que poseen viñedo propio dentro de sus instalaciones, y por lo que normalmente, se autoabastecen en la producción de sus vinos, y las que no tienen viñedos en sus instalaciones y que por lo tanto necesitan de uvas de viñedos externos normalmente de pequeños agricultores de la zona. Podemos decir que las bodegas que se autoabastecen tienen mayor control de los frutos y por lo tanto mayor cuidado en el transporte y recibimiento de las mismas, lo que a largo plazo supone un vino de mayor calidad.

Procesos de elaboración en una bodega

En primer lugar hay que hablar del trabajo que se realiza en el viñedo, aunque esta parte de la elaboración de los vinos no se realiza estrictamente en la bodega, muchas de estos lugares cuentan dentro de sus instalaciones con viñedos propios los cuales trabajan ellos mismos desde la siembra de las plantas hasta la recogida de la uva, encargándose también del transporte del producto hasta la bodega. 

Una vez en la bodega, en primer lugar, encontramos la zona de recepción de la uva, donde se trata mecánicamente la uva y los materiales necesarios para la elaboración del vino, los cuales se almacenarán y tratarán adecuadamente según sea necesario. A continuación se llevará a cabo el despalillado y estrujado de la uva. El despalillado consiste en separan los granos de uva del racimo y el estrujado consiste en la extracción del mosto, que se puede realizar de dos formas diferentes, mediante maquinaria especializada o con el tradicional pisado de la uva.

En segundo lugar encontramos la nave de fermentación, este lugar cuenta con una serie de depósitos a los que se transporta tanto el mosto como la parte sólida de la uva, y es donde se producirá la primera fermentación donde se transforma el azúcar del mosto en alcohol. Además, el mosto, al estar en contacto con los hollejos y las semillas obtiene el color, los taninos y el aroma propios del vino. A continuación se procede a realizar la segunda fermentación (fermentación maloláctica) donde se separa el mosto de la materia solida y el ácido málico se transforma en ácido láctico que consigue que el vino tenga mayor suavidad.

A continuación se encuentra la sala de crianza donde cada tipo de vino pasará por un proceso distinto. Por ejemplo en el caso de los vinos jóvenes el vino pasa directamente a la botella para salir al mercado. Los vinos crianza, reserva, gran reserva, etc, pasarán a barricas o toneles de roble durante un periodo determinado de tiempo con unas condiciones climáticas concretas.

Por último se realizan los procesos correspondientes a la limpieza del vino. Dichas etapas son el trasiego (para separar el vino de los elementos sólidos del fondo), la clarificación (donde mediante sustancias externas, como la clara de huevo por ejemplo, se eliminan los posos y partículas en suspensión) y la filtración (para eliminar los últimos sedimentos del vino)

El proceso final tiene lugar en la sala de embotellado donde el vino se prepara para su salida al mercado. En algunos casos también podemos encontrar la sala donde una vez embotellados los vinos descansan durante un tiempo.

Las bodegas y el turismo

En la actualidad y debido al aumento de popularidad del mundo del vino en los últimos años cada vez son más las personas que deciden visitar las bodegas, esto se conoce como enoturismo o turismo del vino. De esta manera los amantes del vino pueden conocer como las bodegas realizan todos los procesos de elaboración de los vinos y las bodegas difunden y dan valor a la cultura vinícola. Por lo que cada vez son más las bodegas que cuentan con espacios dedicados a la atención al cliente.

En España existen muchas denominaciones de origen que se pueden visitar mediante este tipo de turismo para conocer y degustar el vino de la zona a través de las distintas bodegas de la zona. En Galicia por ejemplo se pueden realizar rutas del vino en las 5 denominaciones existentes. O en la Rioja donde encontramos la mayor concentración bodeguera del país, y además con una gran variedad de estilos entre ellas, podemos encontrar desde bodegas centenarias que persisten de manera única en el tiempo hasta espectaculares construcciones de vanguardia.

La época que mucha gente prefiere para realizar este tipo de turismo es el final del verano y comienzo de otoño, momento en el que se comienza la vendimia y se puede incluso participar en el proceso de recolección de la uva

El enoturismo además de visita a las bodegas y los procesos de elaboración del vino también consiste en otras actividades como catas de vino, visitas a monumentos o museos, compra de vino o disfrutar de la comida típica del lugar.

Algunas de las bodegas más importantes de España

Bodegas Vega Sicilia: Una de las bodegas más importantes de España y del mundo. Todo el mundo conoce esta bodega y los prestigiosos vinos que se elaboran en ella. Los vinos de esta bodega se venden en un total de 88 países y aproximadamente a 4.500 clientes. Sus vinos son de máxima calidad, elegancia, finura y complejidad, que generan respeto en el mundo vinícola. Además esta bodega cuenta con terrenos en 3 regiones diferentes: Ribera del Duero, Toro y Tokaj. Tanto la bodega como sus vinos han recibido numerosos premios tanto a nivel internacional como nacional, y su objetivo es convertirse en el referente a nivel mundial en la industria del vino.

Bodega Matarromera: Fundada en 1988 en Valladolid, obtiene en 1994, con la salida de su primer vino, el Premio al Mejor Vino del Mundo galardonado con la Gran Medalla de Oro en el "International Wine & Spirit Competition". Además fue nombrada en 2014 una de las 100 mejores bodegas del mundo. Todo esto conseguido gracias al control y dedicación puesto en los procesos de elaboración, como la selección de las barricas en las mejores tonelerías o la vinificación individualizada de cada uno de sus viñedos entre otros.

Bodegas Muga: Esta bodega está situada en un edificio con más de 200 años de antigüedad. Los viñedos están situados en las faldas de los Montes Obaranes donde existe una fluctuación entre los climas Mediterráneo, Atlántico y Continental lo que le confiere a sus vinos una diferenciación única. Las distintas uvas y parcelas son vinificadas por separado para conseguir la máxima atención a cada una de ellas.

Bodega Ramón Bilbao: Fundada en 1924 es una bodega familiar que recibió el premio de mejor bodega de España en el año 2014, como premio a su larga trayectoria, en el certamen "International Wine & Spirit Competition" de Londres. La bodega cuenta con vinoteca y sala de catas lo que la convierte en una de las bodegas más visitadas de La Rioja y un punto clave del enoturismo en España.

Temas: bodegas vino