¿Cuántas calorías tiene el vino?

Publicado el : 14/09/2018 11:38:51
Categorías : Noticias

¿Cuántas calorías tiene el vino?

El vino es una de las bebidas que más se consume en el mundo y muchas personas toman esta bebida a diario acompañada de comidas o en ocasiones especiales. Para las personas que consumen esta bebida habitualmente y para todos los amantes del vino una de las preguntas más frecuentes es ¿cuantas calorías tiene el vino? Por eso hoy en En Copa de Balón respondemos a esta pregunta y solucionamos otras cuestiones que también están relacionadas con el aporte calórico del vino.

Aunque el vino es una de las bebidas alcohólicas que menos engordan, hay que tener en cuenta que, como cualquier alimento, contiene una serie de calorías a las que hay que prestar atención para mantener una dieta saludable. En el caso del vino las calorías dependen principalmente del contenido de alcohol, es decir, proceden de los hidratos de carbono liberados durante el proceso de fermentación, por lo que, de manera efectiva, las calorías que tiene el vino depende entre otras cosas del tipo de vino y el tiempo de maduración.

Una botella contiene 750 ml. (mililítros) de vino, y el vino contiene aproximadamente 560 kcal (kilocalorías) por botella. Podemos afirmar que el contenido medio en una copa de vino es de 100 ml. Por lo tanto el resultado es que una copa de vino aporta alrededor de 75 kcal. Para conocer si este aporte calórico es alto o bajo debemos tener en cuenta cuantas calorías debe consumir al día una persona adulta. Segun la OMS (Organización Mundial de la Salud) una persona adulta y con una vida saludable debe consumir al día entre 2.200 y 2.500 kcal. y, como hemos visto, una copa de vino aporta alrededor de 75 kcal, de tal manera que el vino aporta una cantidad de calorías mínima en la dieta de una persona adulta. También hay que resaltar que el envejecimiento del vino no influye en el aporte calórico del mismo.

Entonces ¿El vino engorda o adelgaza? Lo primero que hay que señalar para responder a esta pregunta es que el vino provee al organismo de un aporte nutricional adicional y no aporta "calorías vacías", que son aquellas calorías que proporcionan mucha energía pero poco o ningún elemento nutricional, como el caso de la bollería industrial. A pesar de esto y de la baja cantidad de calorías que aporta no se puede afirmar que el vino no engorde, todos los alimentos que una persona consume aportan nutrientes y calorías a nuestro organismo por lo que si no compensamos lo que hemos ingerido con lo que gastamos, el cuerpo lo almacenará en forma de grasa. Mantener una dieta saludable y realizar ejercicio de forma diaria ayudarán a mantener una vida equilibrada.

Por otro lado el vino es una bebida que en muchas ocasiones se combina con refrescos azucarados para realizar el llamado tinto de verano. Los refrescos suponen un aporte mucho mayor de calorías y son altos en contenido de azúcar, el cual, no supone ningún beneficio para la salud y sólo aporta a nuestro organismo calorías vacías. Un vaso de tinto de verano aporta alrededor de 150 kcal. Por lo que esta bebida, tan consumida en época de calor, supone el doble de calorías que una copa de vino.

¿Que engorda más el vino o la cerveza?

El vino y la cerveza son dos bebidas que no faltan en prácticamente ninguna casa y están presentes en todas las mesas de restaurantes y bares. Pero el problema viene cuando tenemos que elegir entre una u otra y uno de los motivos que puede decantar la balanza son las calorías que posee cada una de ellas. Ya hemos comentado cuantas calorías tiene un vaso de vino pero, ¿cuantas calorías tiene un vaso de cerveza? Lo primero que hay que señalar es que la mayoría de cervezas poseen un grado alcohólico de alrededor del 10% (por cada 100 ml.), a diferencia del vino que oscila entre 12-15%, lo que supone en general un aporte calórico menor. Las cervezas tienen alrededor de 165 kcal por cada 33cl. pero para compararlo con el vino podemos decir que un vaso de cerveza aporta alrededor de 50 kcal. Como acabamos de comprobar un vaso de cerveza supone un aporte calórico menor que una copa de vino, teniendo en cuenta que el vino posee mayor cantidad de alcohol por cada 100ml.

La diferencia entre ambas bebidas es muy pequeña por lo que a la hora de elegir una de las dos para acompañar la comida podemos tener en cuenta alguna otra razón, como por ejemplo, el tipo de alimento que se va a consumir. La cerveza combina mejor con comidas picantes ya que la mezcla de sabores produce una armonía perfecta entre ambas. Mientras que el vino es perfecto para acompañar pescados o carnes ricas en grasas.

Calorías del vino cocinado

Existen numerosas recetas en las que se emplea el vino como ingrediente, carnes, pescados, mariscos, aperitivos etc. Pero ¿cuál es la diferencia de calorías entre una copa de vino y el vino cocinado?. Como ya hemos comentado las calorías del vino derivan principalmente del contenido de alcohol, y, como ya sabemos cuanto más tiempo permanezca el vino cocinándose menor cantidad de alcohol permanecerá en la comida. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), un vino que permanezca cocinándose una hora solo mantendrá el 25% del alcohol original, lo que finalmente supondrá hasta un 50% de calorías menos. Se puede afirmar que el vino cocinado aporta la mitad de calorías que el vino sin cocinar, por lo que es una magnífica idea de incluir el vino en la dieta de manera saludable.

¿Qué otros nutrientes tiene el vino?

Las calorías son aportadas principalmente por el alcohol, aunque en pequeños porcentajes también por los hidratos de carbono y las proteínas del propio vino (menos de un 5%). Pero, además de las calorías el vino tiene una serie de nutrientes como minerales y vitaminas que son importantes para el organismo. El potasio es una de las vitaminas que mayor presencia tienen en el vino. Calcio, fósforo y magnesio son otras de las vitaminas presentes aunque en menores cantidades. Otros nutrientes presentes en esta bebida son los polifenoles y el ácido ascórbio, que proporcionan al vino su característica antioxidante.

Compartir