Novedades

El universo del vino de Jerez

El universo del vino de Jerez

El vino de Jerez es, probablemente, el tipo de vino que mayor riqueza y variedad de estilos nos ofrece, desde los vinos más secos del mundo hasta los más dulces, pasando por una infinidad de colores, aromas y sabores diferentes. Unos vinos únicos gracias a algunas características diferenciadoras en el mundo vinícola, como su situación geográfica o su clima privilegiado.

Fino, Manzanilla, Amontillado, Oloroso o Palo Cortado son algunos de los vinos de Jerez más famosos y que hoy descubrimos y analizamos desde En Copa de Balón.

Como hemos comentado la zona de producción de los vinos de Jerez es un lugar único en el mundo del vino: su cercanía al río Guadalquivir, junto con los vientos de poniente suavizan la temperatura de la zona y aportan un gran nivel de humedad generando unas condiciones climáticas que favorecen en gran medida la correcta maduración de la uva. Esto unido a sus procesos de elaboración tradicionales y biológicos consiguen un resultado mágico.

Tipos de vino de Jerez

Dentro de los vinos de Jerez diferenciamos 10 tipos diferentes, los cuales podemos dividir en 3 grandes grupos dependiendo de las características de los mismos: Generosos, dulces y generosos de licor.

Generosos

Los vinos generosos de Jerez, también llamados vinos secos, son aquellos cuyo azúcar residual no supera los 5 gramos por litro y que cuando termina la fermentación aparece el velo en flor. El velo en flor es la capa de levaduras que aparece en la superior del vino al concluir la fermentación y que es la causante de la crianza biológica. Este es el punto en común que tiene todos los vinos generosos de Jerez, a partir de este momento el vino se encabeza o no, es decir, se le añade o no un alcohol para alcanzar un grado alcohólico de entre 15-17º. Encabezado y fortificado significa lo mismo dependiendo de la zona de producción. Dentro de los generosos encontramos algunos de los vinos de Jerez más conocidos:

1. Fino: Este vino se caracteriza por ser un vino seco al paladar, con una graduación alcohólica de alrededor de 15º. Es de color amarillo pajizo y con ligero sabor almendrado. Normalmente este tipo de vino se elabora a partir de uva Palomino Fino y pasa por un sistema de criaderas y soleras. Se consumen a una temperatura baja, de entre 7ºC y 9ºC. Este tipo de vino marida muy bien con todo tipo de aperitivos y mariscos y pescados.

2. Amontillado: Su proceso de crianza incluye una segunda fase de crianza oxidativa. El resultado es un vino de color ámbar, suave y punzante y donde destaca por encima del resto el aroma y sabor a avellana. La graduación alcohólica oscila entre los 16-22º. Se suele servir a una temperatura de entre 13-14ºC. Estos vinos acompañan muy bien a carnes blancas, pescados azules y quesos semi-curados.

3. Manzanilla: Este tipo de vino nunca tendrá una graduación inferior a 15º. Es de color amarillo pajizo. con aroma punzante y seco al paladar. Su característica principal es el resultado del proceso de crianza bajo velo de flor y el microclima de las bodegas situadas en Sanlúcar de Barrameda, lugar donde se elabora este vino, cuyas condiciones climáticas aportan a estos vinos un toque salino y yodado. Se elabora con uva palomino y es perfecto como acompañamiento de aperitivos.

4. Oloroso: Son vinos con mucho cuerpo, de color ámbar con mucho aroma, donde destacan por encima del resto el aroma y sabor a nuez.  Tras crianza bajo velo en flor se produce la crianza oxidativa. Se elabora normalmente con uva Palomino. y alcanza una graduación alcohólica alrededor de 17º. Se sirve a una temperatura aproximada de 13ºC y marida a la perfección con carnes rojas, estofados y guisos con sabor potente.

5. Palo Cortado: Son vinos secos, con cuerpo y de color caoba brillante. Destaca sobre el resto su aroma punzante y sabor a avellana. Se suele decir que es el paso intermedio entre un vino oloroso y un amontillado ya que tiene aromas del amontillado y sabor del oloroso. Tienen una graduación alcohólica de alrededor de 18º. Su elaboración procede de un vino fino al que se le corta la crianza biológica y continua con una crianza oxidativa. Son vinos muy complejos que suelen acompañar a quesos curados, guisos o frutos secos.

Dulces

Los vinos dulces se elaboran con las variedades de uva Moscatel y Pedro Ximénez. Son variedades de uva con alto contenido en glucosa lo que aportará a este tipo de vinos su característico toque dulce y denso. La fermentación se produce de forma parcial lo que hace que el vino conserve gran parte del azúcar, posteriormente se somete a una crianza oxidativa según el sistema de soleras y criaderas. Podemos distinguir dos tipos de dulces diferentes según la variedad de uva empleada para su elaboración:

6. Moscatel: Son vinos de color caoba oscuro con aroma afrutado muy típico de esta variedad de uva. Las viñas moscatel se sitúan en terrenos arenosos cerca de la costa. Son vinos frescos y delicados lo que les hace perfectos para acompañar todo tipo de postres.

7. Pedro Ximénez: Son vinos de color caoba oscuro donde destacan por encima del resto los aromas a pasas, aunque también están presentes los dátiles, miel o café. Estas uvas se pasifican al sol lo que hace que ganen más cantidad de azúcar. Los vinos pasan por un proceso de crianza oxidativa.

Generosos de Licor

Estos vinos son la mezcla de los dos anteriores, por lo que la mezcla o cabeceo de vinos generosos con vinos dulces da lugar a los vinos generosos de licor, a los que se les puede añadir mosto concentrado para superar los 5 gramos de azúcar por litro. Y se dividen en tres grupos diferentes dependiendo de su grado de dulzor.

8. Pale Cream: Para la elaboración de estos vinos se utilizan vinos finos como base, el cual se endulza utilizando mosto concentrado rectificado. Son vinos de color pálido, delicados y con aroma punzante.

9. Medium: Son vinos de cabeceo, es decir contienen dos tipos de uva, normalmente Palomino Fino y Pedro Ximénez, en proporciones que den como resultado un contenido de azúcar entre 5 y 115 gramos por litro. Suelen ser la mezcla de amontillados con vino dulce. Son de color ámbar y tienen un ligero dulzor aunque mayor que los Pale Cream.

10. Cream: Estos vinos se pueden definir como una mezcla o blend de vino oloroso y, normalmente, Pedro Ximénez, por eso se les suele llamar olorosos dulces. Son vinos con mucho cuerpo e intensos y con un azúcar mayor de 115 gramos por litro.

Ahora que ya conoces todos los vinos de Jerez que existen, desde En Copa De Balón te invitamos a probarlos y disfrutar de estos maravillosos vinos. Nosotros te recomendamos Mírame Cuando te Hablo y Tío Pepe.