Novedades

Promociones especiales

Bourbon: historia y particularidades

Publicado el : 19/10/2020 11:46:04
Categorías : Noticias

Bourbon: historia y particularidades

Nace en 1789 en Estado Unidos, cuando se pone a la venta, por primera vez en la historia, un whisky destilado a partir de maíz, malta y centeno, el Bourbon. ¿Quieres saber más sobre el licor americano? Antes de consumirlo, En Copa de Balón te invitamos a conocer las curiosidades del Bourbon para hacer aún más completa la experiencia.

Historia

Lo peculiar de este destilado es que es un licor dulce, que madura en barricas de roble durante 5 años y, además, tiene una graduación alcohólica menor al whisky normal. En pleno apogeo de la independencia americana, creció como la espuma, llegando a los paladares de muchos aficionados al licor.

Hay diversas historias que enmarcan al destilado, el primer productor conocido fue Elijah Craig, quien fundó en 1789 la primera destilería en Fayette, Kentucky. Aunque se habla mucho de un campesino sureño que empleó los excedentes de mazorcas de maíz, acumuladas de varios años de cosechas, para destilar un whisky en el que predominaba este cereal. Pese a nacer en Fayette, su identificación se debe a que en dicho condado fue donde empezó a producirse a gran escala.

Ambos condados, situados en Kentucky, tienen como referente a Gilbert du Motier, el marqués de Lafayette (1757-1834), un aristócrata francés emparentado con la Casa de Borbón (House of Bourbon). Fue un personaje cuya relevancia se debe al papel que tuvo en la Guerra de Independencia americana, considerado como héroe, en la que combatió junto a personalidades como George George Washington, Alexander Hamilton y Thomas Jefferson, con tan solo 20 años.

El “creador” tuvo un gran recorrido histórico, no solo en América, sino también en Francia, durante la Revolución Francesa y, posteriormente, en la política como diputado liberal tras la restauración borbónica. Por este motivo, en Estados Unidos fue ensalzado como “el héroe de los dos mundos”.

Diferencias entre Whisky Escocés y Whiskey Americano

La confusión entre el whisky y el whiskey es habitual, sobre todo en el caso de aquellos consumidores que no son expertos en los destilados. Ambas bebidas espirituosas, con trascendencia histórica, comparten similitudes al resultar de un proceso de destilación. Sin embargo, existen particularidades en cada una de ellas que las convierten en una elección perfecta para dar comienzo a las épocas del año más refrescantes.

En términos generales, el whisky se obtiene a partir del destilado de malta fermentado -cebada o centeno secado- que se conoce como el “malteado”. Nace en el siglo XVII, según el primer registro legal. No obstante, muchos escritos muestran que su aparición fue antes.

Para definir los tipos de whiskies hay que tener en cuenta el grano que se emplea para su producción, el proceso, el lugar en el que se elabora y el tiempo de su maduración.

En este sentido, un whisky escocés (Scotch Whisky), además de producirse en Escocia, debe elaborarse a partir de cebada malteada, permanecer en barricas de roble -con capacidad no superior a 700 litros- y madurar durante al menos tres años, según expone la Scotch Whisky Association. Existen cinco categorías de whisky escocés, donde destaca la Single Malt Scotch y proviene de las regiones Lowland, Highland, Island, Speyside y Campbelltown. Están protegidas legalmente y son famosas por sus notas de cata, es decir, aroma frutal y ahumado, frescura y matices dulces. Sus particularidades las convierten en expertas productoras de los mejores whiskies de Escocia y del mundo.

Al igual que Escocia, en Estados Unidos también encontramos cinco categorías de whisky americano, entre ellas el mencionado Bourbon. Elaborado con granos malteados, donde al menos el 51% es maíz para aportar el toque dulzón al destilado. Sin embargo, también emplean granos como el centeno, trigo y cebada malteada. Debe ser destilado al menos un 80% de su concentración alcohólica, madurar en barricas de roble carbonizado nuevo, y embotellado como mínimo a 40% de concentración alcohólica. De este modo, consiguen un whisky complejo, lleno de aromas y sabores agradables para el paladar, tal como explica la American Bourbon Association.

Los 5 mejores Whiskey Bourbon del mercado

  • Bulleit Bourbon Frontier Whiskey, denominado de este modo por su creador Tomas Bulleit. Es un whiskey destilado en barricas de roble americano carbonizado y con agua filtrada en piedra caliza de Kentucky. Se caracteriza por un aroma a barrica de roble, con sabores a vainilla, especias y pimienta negra. Whiskey de carácter fuerte, por el alto contenido de granos de centeno, con buen cuerpo y equilibrado.

    Es perfecto para acompañar con hielo. Recomendado para aquellos que disfrutan del whiskey que combina sabores picantes y dulces.

  • Maker 's Mark 46 Bourbon Whiskey, es uno de los mejores whiskey que podemos encontrar en el mercado. Esto se debe a las 46 variedades de madera que existen para su producción, además de la diferente carbonización que se escoge para cada una de ellas. De color ámbar, con un sabor muy dulce, acentuado por la madera y el caramelo.

    Tiene un sabor prolongado, de hecho, la madera empieza a notarse a medida que se va consumiendo, para terminar sobresaliendo el toque a caramelo. Se puede consumir en su forma natural, con hielo o en cóctel.

  • Jack Daniels Single Barrel Whisky, compuesto por cuatro whiskies Single Barrel Select, Single Barrel Rye, Single Barrel Barrel Strength y Single Barrel 100 Proof. Se caracteriza por un sabor robusto que aporta la barrica en el momento de la maduración, por lo que la madera carbonizada es la propiedad más distintiva de este destilado americano.

    Es fácil de consumir por su sabor suave y olor llamativo. Es dulce y aromático, con predominancia de caramelo y pimienta negra.Se recomienda tomarlo solo o con hielo, de hecho, es mejor no rebajarlo con agua para no perder sus particularidades, aunque pueda resultar muy dulce.

  • Jim Beam Single Barrel Bourbon Whiskey, se distingue del resto de whiskies bourbon porque su maestro destilero escoge una a una la barrica en la que se producirá la maduración. En este sentido, es un whiskey suave y con cuerpo, con aromas a roble procedentes de la barrica empleada. La vainilla y las especias suaves son los sabores que más destacan en boca.

    Es preferible tomarlo solo para poder apreciar con claridad los sabores dulzones y para que dure más la sensación en el paladar.

  • Buffalo Trace Bourbon Whiskey es una de las más tradicionales de Estados Unidos, se fundó en 1787. Tiene aromas muy intensos, genera un picor muy peculiar en las fosas nasales. Además, su aroma a menta se diferencia del resto de whiskies, con un acabado de vainilla.

    Su sabor perdura en el paladar por el toque dulce y a roble ahumado que da ese amargor que tanto gusta a muchos consumidores. Se recomienda tomarlo en estado puro.

Qué tener en cuenta antes de tomar Bourbon

1. Singularidades que debe cumplir

  • Como hemos dicho anteriormente, tiene que estar compuesto de por lo menos el 51% de maíz.
  • Debe madurar en barriles de roble tostado como mínimo durante dos años.
  • Tiene que destilarse con no más de 160 grados (Vol. 80%).
  • En el momento de colocarse en el barril para su envejecimiento, no puede tener más de 125 grados (Vol. 62 '5%).
  • Debe embotellarse con 80 grados o más.

2. Escoger la edad adecuada

Los Bourbons se añejan, normalmente, de cuatro a nueve años, exceptuando el Bourbon “straight” cuyo envejecimiento es de dos años. Conforme va pasando el tiempo de maduración, el destilado adquiere un color ámbar amarronado y un sabor más intenso y dulzón.

Se conoce por “Angel 's Share" cuando el destilado envejece en barriles durante 7 y 8 años. Un dato curioso es que la madera tostada absorbe una cantidad de alcohol que se extrae y se vende como "Devil´s Share". Además, los barriles empleados nunca se reutilizan para otros Bourbon, sino que se utilizan para añejar salsa de soya y whisky.

3. Entender lo que dice el color

Si es la primera vez que decides probar Bourbon es aconsejable que empieces por aquel destilado de color ámbar o marrón, ya que podrás apreciar el sabor tostado que aporta la madera de la barrica y el dulzor acaramelado tan característico de la bebida.

El blanco es transparente porque únicamente se ha añejado durante un año, se conoce por diversos nombres como The Ghost, Raw Whiskey, White Dog Whiskey (Jack Daniels), etc.

4. Elegir aquel que se adapte a tu paladar

Solo hay un método para saber qué Bourbon se ciñe a tus gustos y es probando, cuanto más, mejor. Te recomendamos que compres algún whiskey tradicional, por ejemplo un High Rye, un High Corn y un Wheate, para compararlos. Por supuesto puedes decantarte por un straight.

5. Tener un vaso para licores

El vaso no es un instrumento esencial para consumirlo, sin embargo, emplear un vaso de boca más ancha permitirá apreciar más rápidamente los aromas. Del mismo modo, será más sencillo introducir el hielo si no se quiere tomar de forma natural.

6. Cómo catar

El vaso debe ir medio lleno. Debes dejar que repose durante unos segundos. Antes de probar el Bourbon hay que olfatearlo, y para ello lo mejor es llevar tu nariz al borde del vaso y los labios divididos en el borde. De este modo, podrás olfatear y saborear el Bourbon al mismo tiempo.

Los aromas que percibirás seguramente recuerden a madera vieja y caramelo, aunque esto variará en base a los años de añejamiento del Bourbon.

Para apreciar el sabor, una vez entre en boca, deja reposar durante unos segundos para que tu lengua se impregne del licor y puedas percibir las notas del Bourbon.

Formas de beber Bourbon

En Copa de Balón te ofrece una amplia gama para que puedas disfrutar del licor solo, con hielo o en forma de cóctel.

El Manhattan es el cóctel de Bourbon más famoso, está elaborado a partir de Bourbon junto a vermut dulce, cereza y cáscara de naranja. Otro muy conocido en Estados Unidos es el Mit Julep, muy refrescante y agradable. Aunque la opción más “casera” y rápida es un cóctel con Bourbon y Coca Cola, sencillo y a buen precio.

Compartir